Escleroterapia

¿Está usted cansada de ver esas venas vergonzosas regadas en sus piernas? Está cansada de cubrirse las cuando lo único que quiere es ponerse pantalón corto, faldas o vestidos en este calor de verano? Se siente agobiada por la pesadez, cansancio, ardor o comezón en las piernas?

¿Qué es la escleroterapia?

La escleroterapia es un tratamiento que se utiliza para remover las venas varicosas pequeñas y telarañas vasculares. Se realiza inyectando una solución directamente dentro de la vena, causando que la venda se colapse. Después de eso la sangre es desviada a las venas saludables. La vena colapsada después se absorbe en el tejido y se desaparece dentro de un periodo de semanas.

En conjunto con mejorar la apariencia de sus piernas, la escleroterapia puede ayudar a aliviar síntomas como:

Preparación para Escleroterapia

Antes de su tratamiento de escleroterapia su doctor revisará su historial médico y tomará en consideración importantes factores como:

Durante la escleroterapia

Mientras usted esté acostada boca arriba en la mesa de procedimientos, se le introducirá una aguja pequeñita dentro de la vena afectada para distribuir la solución. Cuando la solucion sea administrada, la vena se cierra, forzando la sangre a que sea desviada. La vena después se colapsa y se absorbe en el cuerpo.

El procedimiento tarda entre 15 y 30 minutos. El número de venas que se le inyectarán durante un procedimiento será dependiente del tamaño y la localidad de las venas también como su salud general. Puede que usted experimente un poco de dolor unos momentos después del procedimiento.

Los efectos secundarios del tratamiento son muy leves y regularmente disipan dentro de unas semanas

Estos incluyen:

Después de la escleroterapia, usted reposara de 15 a 20 minutos para asegurarnos de que no tenga ninguna reacción seguido del tratamiento. También deberá usar medias compresivas o vendas por unas semanas seguido del tratamiento. Se le recomienda permanecer activo después del tratamiento para prevenir coágulos, pero le recomendamos abstenerse de actividad vigorosa o fatigosa por un par de semanas. Los resultados empezarán a notarse de 3 a 6 semanas. Evite los baños de tina calientes, los fomentos calientes, jacuzzi o sauna y exponerse directamente al sol. Evite tomar medicamentos antiinflamatorios como la aspirina o ibuprofeno, por 48 horas mínimo.